la marcona

Piensa Divino... Piensa La Marcona

Nuestra empresa es el resultado de una serie de esfuerzos de una familia proveniente de España, quien inicio sus actividades económicas en Venezuela como una pequeña factoría hacia 1960.

Fue oficialmente fundada por Francisco Molina (Paco) y Dolores Pérez (Lola) en el año 68 en Caracas. La añoranza de los dulces típicos de su tierra hizo que Paco y Lola comenzaran con la fabricación artesanal del turrón al estilo español y de las famosas almendras La Marcona, que tiempo después decidieron mezclar con el prestigioso cacao venezolano, para lograr una combinación única entre los sabores de ambas tierras.

En 1976, visto el crecimiento y la necesidad de mayor espacio, la empresa se mudó a 18 kilómetros de la capital, en el actual Municipio Carrizal del Estado Miranda y no es sino a finales de los años 70 cuando comenzaron la incursión en la elaboración de su propio chocolate, adquiriendo equipos de mayor escala y eliminando así la dependencia de terceros en esta área. De esta forma se fue extendiendo la variedad de productos navideños, chocolates y grageados.

Las próximas décadas se caracterizaron por la consolidación de sus líneas de producción incorporando sistemas de control automatizados, tanto en el área de grageados como en modernas líneas de empaque, al igual que la renovación de la imagen de la empresa, logrando así un refrescamiento de la marca.

Continuamente la empresa está realizando actualizaciones para poder ofrecer cada día la mejor calidad en sus productos, preservando siempre los sabores tradicionales que nos han caracterizado y que tanto gusta a las familias venezolanas.

Procesos

La elaboración de los chocolates La Marcona comienza con la obtención de las mejores materias primas, a partir de la manteca de cacao, el licor de cacao y el azúcar comenzará la base para obtener nuestros deliciosos productos. Mezclamos nuestras materias primas a la vez que refinamos todos los ingredientes para obtener el chocolate suave que nos caracteriza.

Una vez homogéneos todos los ingredientes nuestro chocolate pasa al proceso de conchado donde obtenemos la maduración y los aromas propios de un excelente chocolate. Cumplido este paso almacenamos el chocolate y de allí se pasa al proceso de temperado, para obtener la cristalización adecuada de la manteca de cacao, esto nos va a permitir lograr la textura y brillo deseado en nuestros productos.

Por último solo queda moldear el chocolate para poder obtener todas las variedades de nuestros deliciosos productos La Marcona.

Los grageados son nuestros productos más cotizados, en sus diferentes presentaciones, el Frisbi®, las almendras y los frutos secos con chocolate.

Para su fabricación, el primer paso es tostar finamente todos los frutos secos, para obtener la textura perfecta de cada semilla, estas pasaran a un bombo grageador, que mantiene en constante movimiento el producto; allí se agrega lentamente el chocolate hasta que queden cubiertas uniformemente todas las semillas, de ser sólo grageados cubiertos de chocolate se les da brillo y proceden a ser empacados.

Para la realización de nuestros grageados de colores, almendras, Almendrinas® y Frisbi® (centro de chocolate), el proceso comienza una vez que el producto está cubierto de chocolate. En el mismo bombo se le dosificará jarabe de azúcar poco a poco hasta lograr que todo el producto este cubierto blanco y liso; cumplido este paso se procede a la etapa del pintado colocando una capa de colorante, se le otorga brillo y finalmente es empacado y comercializado.

Nuestros tradicionales turrones están hechos con los más exquisitos frutos secos, con almendras para lograr el tradicional turrón tipo español y con maní para crear un sabor más tropical.

El primer paso para lograr nuestro característico sabor, es realizar un tostado de los frutos secos, luego cocinamos nuestra materia prima: la mejor miel venezolana, glucosa, azúcar y los frutos secos, para lograr el punto exacto en nuestro caramelo. Una vez esté listo se lleva a enfriar en las mesas de trabajo, donde se le da forma a la mezcla, para luego cortarlo en el tamaño deseado.

Dependiendo de la variedad de turrón que deseemos, se le coloca la oblea o se cubre con chocolate, para logar nuestro producto final, por ultimo empacaremos nuestros turrones y estará listo para la venta.

Productos

El Chocolate que merece Venezuela


Blog